Consejos para lavar las orejas de tu mascota

¿Por qué es importante lavar las orejas de tu mascota?

El lavado regular de las orejas de tu mascota es una parte importante del cuidado general de su salud. Las orejas son especialmente vulnerables a infecciones y otros problemas debido a que son cálidas, húmedas y oscuras, lo que proporciona un ambiente ideal para el crecimiento de bacterias y hongos.

Los perros y gatos que tienen orejas largas y peludas, como los basset hounds y los cocker spaniels, son especialmente propensos a tener problemas de salud en las orejas debido a la cantidad de pelo que se acumula en la zona.

Paso 1: Preparación

Lo primero que debes hacer antes de lavar las orejas de tu mascota es asegurarte de que tienes todo lo que necesitas. Necesitarás un limpiador de oídos específico para mascotas, una bola de algodón o gaze, y golosinas para recompensar a tu mascota por su buen comportamiento.

Asegúrate de que tu mascota esté cómoda y relajada antes de comenzar y habla suavemente con ella para ayudar a calmarla.

Paso 2: Inspecciona las orejas de tu mascota

Antes de comenzar a limpiar las orejas de tu mascota, debes inspeccionarlas cuidadosamente para asegurarte de que no hay signos de infección u otros problemas. Si notas algo inusual, como olores, secreciones, o enrojecimiento, consulta con tu veterinario antes de continuar.

Paso 3: Limpieza

Usa el limpiador de oídos específico para mascotas siguiendo las instrucciones del producto. Muchos limpiadores vienen en forma líquida, y se aplican a la oreja con cuidado directamente desde el gotero. Asegúrate de masajear suavemente la base de la oreja de tu mascota para que el líquido penetre bien.

Para limpiar el interior de la oreja, usa una bola de algodón o gaze y átalo a un palillo de algodón. Inserta la bola suavemente en la oreja, y gírala suavemente para retirar la suciedad y el exceso de líquido. Nunca insertes la bola o el palillo en la profundidad del canal auditivo, solo en la parte visible.

Paso 4: Recompensa y felicitaciones

Una vez que hayas terminado de limpiar las orejas de tu mascota, dale una golosina para recompensarla por su buen comportamiento. Debe estar orgullosa por hacer algo por y para ella. Felicítala por ser una mascota fabulosa y cariñosa.

Precauciones a tener en cuenta

Es importante que tengas algunas precauciones en cuenta cuando te dispongas a lavar las orejas de tu mascota.

No uses hisopos de algodón

Es importante que nunca uses hisopos de algodón para limpiar las orejas de tu mascota. Pueden empujar la suciedad y la cera más profundo en la oreja y causar daño en el canal auditivo. En su lugar, usa una bola de algodón o la triangulación de una cortina y en un palillo si es necesario.

No uses alcohol ni agua oxigenada

No uses alcohol ni agua oxigenada para limpiar las orejas de tu mascota. Pueden secar la piel sensible del canal auditivo, lo que puede provocar irritación y picazón. No olvides que existen limpiadores especiales para cada tipo de mascota.

Sé paciente y amable con tu mascota

Limpieza de las orejas de una mascota puede ser un proceso delicado y lleva su tiempo. Sé paciente y amable con tu mascota y haz de la limpieza una experiencia agradable. Esto ayudará a construir una relación de confianza entre tú y tu mascota, y hará que la limpieza de las orejas sea menos estresante para ambos.

Conclusión

El lavado regular de las orejas de tu mascota es un paso importante para mantener su salud y asegurar que esté cómoda y feliz. A través de la preparación adecuada y el uso de productos específicos para mascotas, puedes ayudar a prevenir infecciones y otros problemas en las orejas de tu mascota. Si tienes alguna pregunta o inquietud, no dudes en hablar con tu veterinario.