mimitos.es.

mimitos.es.

Los mejores consejos para viajar en avión con tu gato

Los mejores consejos para viajar en avión con tu gato

Introducción

Viajar con nuestra mascota puede ser una experiencia maravillosa, pero cuando se trata de viajar en avión, la situación puede volverse un poco más estresante tanto para nosotros como para nuestra mascota. En este artículo, te daré los mejores consejos para que puedas viajar en avión con tu gato sin problemas y de manera segura.

Preparación de tu gato para el viaje

Antes de viajar, es importante asegurarnos de que nuestra mascota se encuentre en su estado de salud óptimo y que se sienta cómodo en el ambiente del avión. Es recomendable visitar al veterinario unas semanas antes del viaje para asegurarnos de que nuestro felino esté en buenas condiciones de salud. Además, es importante llevar al día su cartilla de vacunación por si acaso nos lo solicitan en el aeropuerto. Si nuestro gato es muy nervioso o tiene ansiedad, es posible que sea necesario visitar al veterinario para obtener algún medicamento que nos asegure que estará tranquilo durante el viaje. Es importante comentar con el experto nuestras dudas y preocupaciones sobre el trayecto.

Preparando todo lo relacionado con el viaje

Antes de viajar debes investigar cuáles son las regulaciones para viajar con tu mascota en avión. Debes conocer además las distintas aerolíneas que permiten el transporte de mascotas y las características de la transportadora. Es recomendable que te informes sobre la opción más adecuada y segura. Una vez que tengas esta información deberás:
  • Comprobar que la transportadora se adapta a las medidas de la cabina del avión, en caso de que la lleves contigo en la cabina
  • Asegúrate de que la transportadora esté en buen estado, no tenga fugas y además, que se pueda cerrar correctamente
  • Es importante ser muy preciso al seleccionar el tamaño de la transportadora, tomando en cuenta que nuestro animal debe poder estirarse sin incomodidad y moverse sin problemas.
  • Incluye un cojín para que se sienta cómodo durante el trayecto, asegurándonos de que sea de materiales hipoalergénicos que impidan olores molestos.

La documentación necesaria para el viaje

No tiene que ser excesivamente complejo, pero hay trámites que debemos hacer previamente para que nuestro gato pueda volar con nosotros. Lo que necesitamos es:
  • Certificación Veterinaria: Es la elegida para demostrar que tu gato está en buen estado de salud, fechado en un período máximo de 10 días previos a tu vuelo..
  • Regulaciones internacionales: Depende del lugar del que salgas y la llegada al destino a visitar. Hay gastos de tramitación asociados a esta gestión.

La alimentación de tu gato durante el viaje

Debemos tener en cuenta que los gatos pueden sufrir de ansiedad cuando viajan y nerviosismo, por lo que es importante considerar los alimentos que se le administra antes y durante el viaje. Es importante que le demos a nuestro gato alimento y bebida antes de viajar para dejarlo satisfecho. Es importante que le demos de comer algunas horas antes del viaje para que no corra el riesgo de marearse durante el trayecto. Es recomendable que le demos agua unas horas antes del vuelo para garantizar que tenga suficiente líquido, pero es importante que no le demos mucha agua antes del viaje para que no tenga la necesidad de hacer sus necesidades con frecuencia durante el trayecto.

El momento del viaje

Una vez que hayas pasado la seguridad del aeropuerto y estés esperando la salida, es el momento de atender a tu gato, llevarlo a un lugar tranquilo y agradable para él donde pueda esperar el despegue sin preocupaciones. Puede ser que busques un rinconcito tranquilo o en los lugares preparados para mascotas. Es recomendable poner un paño sobre la transportadora para que tu gato pueda relajarse, esto le dará aún más tranquilidad.

Conclusión

Viajar con tu gato puede presentar un desafío, pero siguiendo estos consejos, puedes asegurarte de que tu viaje sea seguro y sin estrés para ambos. Asegúrate de estar preparado con los documentos y la transportadora adecuada, y de preparar mentalmente a tu gato para el viaje. De esta forma, podrás disfrutar juntos de un viaje relajado y seguro en avión.